Comunicado de Prensa 052/2009

CONSTITUYEN INVESTIGADORES RED PARA ESTUDIAR LA DEMOCRACIA EN MÉXICO

Entre sus proyectos está la constitución de observatorios estatales que contribuyan al desarrollo de estudios en la materia.

Zinacantepec, Estado de México, 18 de diciembre de 2009.

comunicado_52_2009Académicos de los 31 estados de la República y del Distrito Federal constituyeron la Red Nacional de la Calidad de la Democracia que El Colegio Mexiquense, A. C. en coordinación con el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México, promueven con el objetivo de construir indicadores que determinen cómo se da la democracia a nivel local.

Durante el inicio de trabajos de la Red, el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., Edgar Hernández Muñoz, señaló que este es un ejercicio novedoso que busca sumar a académicos e investigadores especialistas en temas asociados a la democracia en México, como son: elecciones, partidos políticos, participación ciudadana, estado de derecho, políticas públicas, libertades civiles, poderes del estado y rendición de cuentas, entre otros.

Con ello, también se sistematizan las relaciones interinstitucionales entre centros públicos de investigación, universidades estatales y entidades que tienen la responsabilidad de encauzar la discusión sobre la calidad de la democracia, en un clima de absoluto respeto para cumplir un objetivo que más que académico, tiene un profundo sentido político.

Por su parte, Francisco Lizcano Fernández, coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, dijo que asegurar la convivencia armónica entre las personas es uno de los grandes desafíos que encara la democracia en México y en el mundo.

"Aunque estamos más acostumbrados a pensar en el desarrollo y el bienestar a partir de los ingresos, los bienes y servicios a los que la población tiene acceso, el bienestar depende también de otras variables como la seguridad y la confianza que la gente tiene en las instituciones, los políticos e incluso, en un plano más cotidiano, en sus vecinos.

Como ejemplo, refirió que según el Latino barómetro, la población de América Latina otorga escasísima confianza a la policía, los políticos y los parlamentos, por lo que fomentar su interacción de una manera más positiva es uno de los grandes desafíos de la democracia.

Durante la primera sesión de trabajo de la Red -que coordina junto con Jesús Tovar Mendoza de El Colegio Mexiquense A. C., y Miguel Armando López Leyva, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM-, Irma Méndez, de la FLACSO sede México, mencionó que los teóricos que estudian la democracia coinciden actualmente en que ésta va más allá de los procesos electorales por los que los países renuevan a sus gobiernos, y comienzan a superar la discusión de qué tanto la democracia depende del desarrollo económico.

Hoy, el término "consolidación democrática" ha sido reemplazado por el concepto de "calidad de la democracia" y por tanto los estudios que se realizan en América Latina ponen al ciudadano en el centro y otorgan mayor importancia a la percepción que estos tienen respecto a la democracia. Otro de los grandes debates en el tema es si la eficacia gubernamental es parte o no de la democracia y por tanto esta vertiente resulta muy relevante en los países de la región.

Irma Méndez agregó que la Red Nacional de la Calidad de la Democracia pretende contribuir a la generación de conocimiento sobre el estado actual de la calidad de la democracia en México, mediante variables como el Estado de Derecho, la Rendición de Cuentas, la Participación Política, la Reciprocidad del Gobierno con la sociedad, la Libertad, la Igualdad y la Competencia Política.

Dentro de los proyectos más relevantes de la Red figura la constitución de observatorios locales de la democracia, a partir de los cuales se puedan formular recomendaciones y se impulsen iniciativas que enriquezcan la labor de académicos, políticos, sociedad civil y en general a todos los actores involucrados en la agenda gubernamental y política del país.