Comunicado de prensa 046/2009

IMPORTANTE REVALORAR LA HISTORIA LOCAL Y REGIONAL

En El Colegio Mexiquense, A. C., iniciaron las actividades del Coloquio "Las historias generales de los estados: una reflexión historiográfica".

Zinacantepec, Estado de México, 23 de noviembre de 2009.

comunicado_46_2009Aunque el estudio de la historia se ha dado en torno a criterios centrales, es importante reflexionar y revalorar el papel que han tenido los estados y las regiones, coincidieron en señalar los participantes en el Coloquio "Las historias generales de los estados: una reflexión historiográfica", que se realiza en el Aula Mayor de El Colegio Mexiquense, A. C., y que fue inaugurado por el secretario general de esta institución, José Antonio Álvarez Lobato, y por la directora de la Facultad de Humanidades de la UAEM, Rosario Pérez Bernal.

Al hacer la introducción del Coloquio, la doctora María Teresa Jarquín Ortega, investigadora de El Colegio Mexiquense, comentó que las historias estatales han permitido un acercamiento general al proceso histórico regional, que consiste esencialmente en integrar en la escala local los ejes visibles del proceso político, social, económico y cultural.

La pretensión de reconocidos historiadores como Wigberto Jiménez Moreno que en la década de 1950 aspiraban a que se diera mayor importancia a la historia regional como corresponde a la visión de un México múltiple, ha servido de estímulo a las investigaciones actuales, pues en los últimos años el proyecto de estudios estatales de México continúa despertando cada vez más interés entre los científicos sociales.

La perspectiva de estudios estatales, regionales o locales afirma el mosaico cultural y geográfico que caracteriza a México, y en este sentido, dijo, El Colegio Mexiquense se suma a la tarea con proyectos como la edición renovada, novedosa, amplia y actualizada de la Historia General del Estado de México en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana; además, junto con la Universidad Autónoma del Estado de México, promueve una red de cuerpos académicos que abren nuevos espacios de discusión en los que participan especialistas académicos de otras entidades e instituciones.

La investigadora de El Colegio subrayó que durante mucho tiempo hubo una obsesión por escribir y caracterizar a la historia como exclusivamente nacional, y ello llevó a desdibujar el hecho de que la realidad de México es compleja y pluridimensional. En los años recientes, el cambio historiográfico nos ha llevado al otro extremo, pues se da énfasis absoluto a las historias estatales en cada entidad federativa, si bien se corre el riesgo de perder la parte sustantiva de ellas, que las vincula a la historia nacional.

Al respecto, Antonio Escobar Ohmstede, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), dijo que desde la década de 1970 la historiografía se ha abocado a tratar de romper las ideas en torno a lo que se consideraba la "raza de bronce", dedicada a enaltecer a los héroes nacionales así como a desmitificar los grandes trazos de la historia nacional, la cual fue paulatinamente construida durante el Porfiriato y también modificada por los intelectuales revolucionarios.

Subrayó la conveniencia de construir una historia que no se encuentre enmarcada en las divisiones político-administrativas, sino de nuevos enfoques a partir de los cuales se reinterpreten los acontecimientos de cada lugar, considerando también criterios de influencia o de atracción aplicables a cada caso.

En la primera jornada de este encuentro también se presentaron trabajos de Luis Gerardo Morales Moreno, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; Bernardo García Martínez, de El Colegio de México; Cecilia Zuleta, de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa; Rosa María Romo López, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco; Sergio Quezada, de la Universidad Autónoma de Yucatán; Fausta Gantús, del Instituto Mora; Raymundo César Martínez y Xavier Noguez, de El Colegio Mexiquense, A. C., así como René García Castro y Gerardo González, de la Universidad Autónoma del Estado de México.