Comunicado de prensa 042/2009

EL BIEN COMÚN, OBJETIVO SUPERIOR DEL ESTADO

El jurista Lorenzo Peña, del Consejo Superior de Investigación Científica de España dictó una conferencia en El Colegio Mexiquense, A. C.

Zinacantepec, Estado de México, 30 de octubre de 2009.

comunicado_42_2009Garantizar la seguridad de los individuos es una de las misiones más importantes de cualquier Estado, pues en torno a ésta giran derechos elementales como los que se refieren al acceso al trabajo, a la vivienda, a participar en elecciones o a asociarse libremente a alguna institución, expresó el profesor e investigador del Consejo Superior de Investigación Científica de España, Lorenzo Peña, al dictar la conferencia "Los derechos del bienestar en una perspectiva republicana".

Invitado por El Colegio Mexiquense, A. C. y acompañado por el coordinador de Investigación, Daniel Gutiérrez, el ponente comentó que cuando el Estado deja de cumplir la misión para la que fue creado se convierte en una entidad desfalleciente que desatiende a sus ciudadanos.

Consideró que los derechos humanos se fundamentan en el bien común porque la especie humana es social por naturaleza; esta característica ha llevado al hombre a agruparse con sus similares y ha hecho que poco a poco se construya el bien común o el bien público, entendido a partir de la observancia de los derechos fundamentales en torno a los cuales se construyen el Derecho y el Estado que rigen nuestra existencia.

El doctor Lorenzo Peña comentó que actualmente muchos países como México y España viven una inseguridad creciente, por lo que aunado a la preocupación social hay una creciente exigencia ciudadana para que el gobierno corrija los errores y deficiencias que causan esta situación; esto se convierte en una prioridad porque sin seguridad no es posible hablar del derecho fundamental a la vida.

Agregó que aunque los gobiernos tienen la capacidad de resolver este tipo de problemas que afectan al conjunto social, muchas veces les falta voluntad para evitar las violaciones a los derechos humanos que suelen ser perpetradas por individuos o grupos que tienen acceso a mecanismos de influencia y a resortes de poder de los que carecen los ciudadanos de a pie, quienes a su vez, a través de la opinión pública, pueden expresar su parecer.

Por otra parte, el investigador consideró que otro de los riesgos que corren los derechos humanos es que ocasionalmente pueden ser articulados de tal modo que, so pretexto de salvaguardar los derechos de los individuos, se defiendan ciertos privilegios e intereses de grupos influyentes y de poder privado que manipulan las campañas pro derechos humanos.

"Hay veces que las campañas se utilizan de manera tendenciosa, falsa y desproporcionada para exagerar la actuación de ciertos grupos que colisionan de manera secundaria con los derechos humanos, y el mayor peligro es que los gobiernos no respeten o no hagan respetar los derechos humanos", subrayó.

Por otra parte, subrayó que dentro de los sistemas republicanos el bien común es superior a cualquier otro y por consiguiente todos los ciudadanos tienen el mismo derecho participar de él o a contribuir directamente con su preservación, dado que cuando se desatiende éste y se incrementa desmedidamente el bien privado, el Estado o el gobierno pierden su capacidad de respuesta hacia las demandas de igualdad y justicia.