Comunicado de prensa 034/2009

EL ESTADO LAICO DEBE SER GARANTE DE LAS LIBERTADES DE LOS CIUDADANOS

Se realizan los trabajos del IV Curso Internacional "Fomentando el conocimiento de las libertades laicas", organizado por El Colegio Mexiquense, A. C. y el Colegio de México.

México, D. F., 24 de septiembre de 2009.

En las discusiones actuales sobre las nuevas libertades y derechos de los individuos, el tema de la laicidad tiene que ver con la forma con que el Estado laico garantiza las mismas oportunidades a sus ciudadanos, independientemente de su condición y preferencias personales, dijo el doctor Roberto Blancarte Pimentel, al participar en el IV Curso Internacional "Fomentando el conocimiento de las libertades laicas" organizado por El Colegio Mexiquense, A. C., a través de su Red Iberoamericana por las Libertades Laicas y el Colegio de México.

Al dictar la conferencia "Introducción al estudio de la Laicidad", el especialista señaló que los elementos fundamentales de la laicidad son la libertad de conciencia a partir de la cual un individuo decide qué está bien y qué está mal; la autonomía de lo político frente a lo religioso, y la igualdad de todos ante la ley, que a su vez lleva implícita la no discriminación del individuo.

Acompañado por el coordinador de investigación de El Colegio Mexiquense, A. C., Daniel Gutiérrez Martínez, y ante participantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Francia, Honduras, Nicaragua, Perú, Uruguay y México, entre otros países, el doctor Blancarte Pimentel explicó que el concepto del Estado laico comenzó a construirse desde el siglo XVI a partir de la libertad de conciencia con la que el individuo determina cada uno de sus actos; con el tiempo, esta capacidad ha ido expandiéndose y ha dado paso a nuevos derechos como la decisión de morir en un momento determinado, el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, los derechos sexuales y reproductivos, e incluso abarca ya el campo de la bioética.

Un estado verdaderamente laico es totalmente autónomo y no depende de ninguna institución religiosa para aplicar sus políticas públicas, ya que sólo así puede servir a todos sus ciudadanos. El problema a resolver en este sentido obedece a que aunque en muchos países formalmente existe la separación Estado-Iglesia, en la práctica esto no sucede y hay instituciones secularizadas de gran peso en la vida política; destaca el caso de Chile donde hasta hace unos años no existía una ley que permitiera el divorcio debido a la fuerte oposición de la iglesia católica.

Como la democracia, la laicidad debe entenderse como un proceso, pues ambos conceptos no tienen un origen definido en el tiempo y tampoco puede decirse que exista un solo país en donde tienen un sentido acabado, pues siempre son perfectibles; en el caso de América Latina esto se vuelve sumamente complejo pues el poder secularizado se apoya en las instituciones religiosas para afianzarse en el poder y de esta circunstancia depende en gran medida la legitimidad de las instituciones políticas.

El investigador de El Colegio de México mencionó que el estudio de la laicidad enfrenta otro problema relacionado con su definición, pues su sentido difiere a partir de la experiencia histórica de los países; así, para Francia y los países latinoamericanos tiene que ver con la experiencia de la República que surge contra la monarquía. De este modo, República y Laicidad van ligados porque el pensamiento político fue contrario al conservadurismo y esto tiene que ver con la separación Estado-Iglesia.

Por el contrario, en naciones como los Países Bajos, Bélgica, Noruega, Suecia, Dinamarca e incluso España, que se rigen por sistemas monárquicos de tipo liberal, existen sólidas instituciones democráticas que asumen que la laicidad tiene que ver con la defensa de los derechos de los individuos, y en ellos el Estado y la Iglesia forman una sola cosa, al grado de que en algunos casos como Noruega la religión nacional es la luterana.

Durante diez días de actividad los participantes del IV Curso Internacional "Fomentando el conocimiento de las libertades laicas" que se realiza en las instalaciones de El Colegio de México, abordarán los temas de "Principios de la laicidad"; "Estado laico, derechos humanos y democracia"; "Laicidad, derechos sexuales y reproductivos", y "Retos actuales de la laicidad", que serán tratados por reconocidos especialistas en la materia.