Comunicado de prensa 022/2009

EL MULTICULTURALISMO, GRAN RETO PARA LAS SOCIEDADES CONTEMPORÁNEAS

Inició el foro "Ciudadanías, laicidades e identidades interculturales: México-Canadá", organizado por el Colegio de México, El Colegio Mexiquense, A. C., la Universidad La Salle y la Embajada de Canadá en México.

México, D. F., 22 de junio de 2009.

comunicado_22_a_2009Uno de los grandes retos de este siglo es asumir una posición clara en torno a la diversidad y al multiculturalismo que hacen diferentes a las personas, pero que al mismo tiempo reafirman su derecho a una convivencia más igualitaria y armónica, con los mismos derechos para todos, señaló el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., Edgar Hernández Muñoz, durante la inauguración del Foro "Ciudadanías, laicidades e identidades interculturales: México-Canadá", en el que participan expertos, académicos e investigadores de distintas instituciones de ambos países.

Acompañado por el embajador de Canadá en México, Guillermo E. Rishchynski, el doctor Hernández Muñoz subrayó que a diferencia de lo que sucedió en el siglo XIX, cuando el desafío consistió en procurar la dedicación del derecho para todos y de promover una mayor igualdad, ahora el multiculturalismo propugna precisamente el derecho a ser diferentes y a reivindicar cada uno con orgullo eso que lo hace diferente a los demás.

Debemos tener clara la necesidad de construir una ciudadanía contemporánea sobre las bases de la diversidad y de multiculturalidad, que superen cualquier diferencia en torno a planteamientos tan fundamentales como respetar la vida, la dignidad y la independencia del hombre dentro de la sociedad.

Durante la inauguración de este encuentro, de tres días de duración y que se realiza en El Colegio de México, el embajador de Canadá en México, Guillermo E. Rishchynski, destacó la experiencia de este país del norte de América en materia de diversidad y multiculturalismo, y que en 1917 se convirtió en la primera nación del mundo en adoptar una política oficial de Estado en la materia, basada en la creencia de que todos los ciudadanos son iguales, independientemente de su origen étnico, idioma o afiliación religiosa.

El diplomático precisó que el multiculturalismo se oficializó en 1982 en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades y subrayó que uno de los aspectos cruciales que encara la humanidad es cómo vivir juntos. En ese sentido, agregó, la política de multiculturalismo representa un experimento sobre la convivencia y para crear una cultura que encuadre las características de los inmigrantes del mundo entero, quienes al mismo tiempo aceptan la realidad de ser canadienses con todas las responsabilidades que eso implica.

Detalló que anualmente más 350 mil personas escogen a Canadá como su nuevo hogar. Gracias a esta composición única de ciudadanos la diversidad cultural, los derechos humanos y la democracia son valores que han tomado un valor central en la identidad de los canadienses, de cuya población un tercio tiene ahora un origen étnico distinto al inglés o al francés; además, 40 por ciento de las minorías étnicas conviven en la ciudad de Toronto, que está considerada como la más multicultural del mundo.comunicado_22_b_2009

El embajador Rishchynski puntualizó que estudios recientes indican que luego del cantonés y el mandarín, el idioma español ocupa el tercer lugar entre los más hablados en Canadá, y para el 2011 se estima que habrá más de un millón de hispano parlantes, de ahí la importancia que tiene hacer de la inmigración base de la diversidad cultural y el multiculturalismo, entendidos como el eje para impulsar su crecimiento.

Al respecto, el coordinador general académico de El Colegio de México, Jean Francois Prud´homme, mencionó que este foro resalta la diversidad específica de las sociedades de México y Canadá, que hasta hoy no han sido objeto frecuente de ejercicios comparados, por lo que es importante promover la reflexión sobre la constitución de su tejido social y cultural.

"Desde hace 20 años México ha empezado a dejar atrás su tradición republicana casi jacobina, heredada de la Revolución Mexicana, para empezar a reconocer la profunda diversidad de su propia cultura y abordar poco a poco la convivencia intercultural".

Agregó que el debate iniciado hace casi 40 años por filósofos como Charles Taylor, ha adquirido hoy una fuerte connotación universal sobre los principios de ciudadanía e identidad cultural, republicanismo, liberalismo, comunitarismo, multiculturalismo, entre otros que marcan la tradición cultural canadiense.