Comunicado de prensa 005/2009

EL COLAPSO MAYA, TEMA DENTRO DEL CICLO "ARQUEOLOGÍA Y ETNOHISTORIA DE MESOAMERICA"

Durante seis siglos, la civilización maya mantuvo un alto desarrollo cultural que, al extinguirse, dio paso a la formación de nuevas ciudades y a nuevos centros de poder político.

Zinacantepec, Estado de México, 18 de marzo de 2009.

Aunque los historiadores no se han puesto totalmente de acuerdo en torno a lo que han denominado "el colapso maya", existen suficientes razones para suponer que el abandono de las grandes ciudades registrado durante el periodo clásico –que va de los años 300 a 900 de nuestra era- fue resultado de la suma de factores relacionados con el agotamiento del suelo, las invasiones de otros grupos étnicos, crisis sociopolíticas e incluso la modificación de las rutas comerciales que propiciaron el desarrollo de nuevas urbes a lo largo de la costa de la península de Yucatán.

Al participar en el Ciclo de Conferencias 2009 "Arqueología y Etnohistoria de Mesoamérica", la doctora y arqueóloga por la Escuela Nacional de Antropología e Historia, Lynneth Susan Lowe, explicó que durante este periodo de seis siglos, la civilización maya alcanzó su auge en todos los aspectos, sobre todo el cultural, como puede apreciarse en las manifestaciones arquitectónicas y artistas de la época.

Pero durante el epiclásico, que los historiadores sitúan partir del año 800 hasta el año 1000, es posible que las ciudades situadas al interior de la península y que en su momento albergaron a miles de habitantes hubieran afrontado graves crisis originadas por la sobre explotación del suelo que, por su origen, no permite un aprovechamiento prolongado. El sistema de tumba y roza, que los mayas aplicaron conllevó a la constante apertura de nuevas áreas, además de que la creciente demanda de productos como leña y cal hizo que se llegara a un punto en que fue imposible sostener a una población tan numerosa.

Sin embargo, este abandono se dio al nivel de las elites, pues las inmediaciones de estos centros urbanos siguieron habitadas; tanto en el norte como en las tierras altas y la zona sur de Yucatán las poblaciones mayas continuaron desarrollándose con características propias y en su época también alcanzaron niveles muy altos en las manifestaciones plásticas, la arquitectura, la escultura y la cerámica.

El rompimiento con las tradiciones clásicas de los mayas se produjo con el advenimiento de Chichén Itzá como principal centro político en la región y hacia el año mil de nuestra era se aprecian marcados cambios en todos los aspectos de la cultura material y que indican la llegada de elementos foráneos, un proceso al que los especialistas denominaron por mucho tiempo "la invasión de los toltecas" si bien ahora se le conoce también como el estilo maya-mexicano. En esta etapa se incorporaron gradualmente elementos llegados del centro de México, posiblemente a través de la costa.

Hacia el año 1250 Chichén Itzá fue abandonado y algunos autores como Fray Pedro de Landa atribuyen este hecho a una serie de invasiones de otros grupos de la península, pero lo que se tiene claro es que el poder político se trasladó entonces a Mayapan, situada al sur de la actual Mérida.

Sin alcanzar la grandeza de su antecesora, Mayapan fue una ciudad amurallada que en tan sólo una extensión de 4 kilómetros cuadrados albergó a más de 4 mil construcciones y en dos siglos registró una población de entre 12 y 15 mil habitantes.

Según algunos registros coloniales como los de Landa –autor de "La relación de las cosas de Yucatán"- la caída de Mayapan se produjo hacia el año 1441, como resultado de pugnas internas entre los grupos de la península y no volvió a haber una ciudad capaz de centralizar el poder político, el cual se distribuyó entre unos 16 cacicazgos que se caracterizaron por tener su propio gobierno autónomo, siendo más importantes de los de las costas orientales.

El Ciclo de Conferencias 2009 "Arqueología y Etnohistoria de Mesoamérica" continuará el 1 de abril con la participación de la doctora Teresa Rojas Rabiela, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, con el tema "La tecnología agrícola prehispánica", a las 11:00 horas en el Aula Mayor de El Colegio Mexiquense, A. C. La entrada es libre.