Comunicado de prensa 010/2019

LA OBRA DE JOAQUÍN ARCADIO PAGAZA, POCO LEÍDA; ES UNA DEFENSA POÉTICA DEL PAISAJE Y DE LA NATURALEZA

*Fue presentado el libro Soy Joaquín Arcadio Pagaza; se enaltece la obra del poeta de Valle de Bravo y el trabajo de Ignacio Pichardo Pagaza al recuperar su vida y logros literarios


comunicado010a 2019Toluca, Estado de México, 21 de febrero de 2019. La obra poética y humanista de Joaquín Arcadio Pagaza (1839-1918), el sacerdote y escritor que destacó también como traductor, y cuya vida transitó por los momentos más agitados del siglo XIX y los primeros años del XX, y el trabajo de Ignacio Pichardo Pagaza como investigador y biógrafo se funden en un esfuerzo de recuperación histórica, de defensa del ambiente y la naturaleza y de compromiso en el servicio a los demás.


Así se señaló en la presentación del más reciente libro del ex gobernador del Estado de México titulado Soy Joaquín Arcadio Pagaza. Yo, de natura admirador ferviente, que en ocasión del centenario del fallecimiento del escritor oriundo de Valle de Bravo fue coeditado por El Colegio Mexiquense A. C., en donde el autor es investigador invitado, y el Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal.


César Camacho, presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., destacó que coeditar el libro representa para la institución una oportunidad de cumplir con uno de sus propósitos, que es la democratización de la cultura, además de buscar que la investigación tenga la mayor difusión e impacto social, pues la geografía, la política, la historia, el derecho y la literatura son materias del saber, pero también oportunidades para el enriquecimiento.


A la par de destacar las cualidades y el legado literario de Joaquín Arcadio Pagaza, hizo un reconocimiento a Ignacio Pichardo Pagaza, como gobernador paradigmático, bien recordado y mejor querido, polifacético, versátil, riguroso, hombre de la política, la administración y la academia, pero por encima de todo, un hombre de bien, alguien que quiere a los suyos y para nuestra fortuna, los suyos somos todos nosotros, asentó.


Por su parte, la secretaria de Cultura del gobierno estatal, Marcela González Salas Petricioli, hizo un recorrido por el contenido del libro, escrito a manera de una autobiografía, y puso de manifiesto, a la vez, el compromiso y amor de Ignacio Pichardo Pagaza por el Estado de México y por Valle de Bravo.


El libro, puntualizó, se enmarca brillantemente en el contexto del aniversario luctuoso del seminarista, párroco, monseñor, obispo y poeta vallesano que, en un lúcido ejercicio de reflexión autobiográfica, acaricia los límites de su contexto histórico y borda sutilmente en cada pasaje de su vida sobre la creación literaria de este ilustre mexiquense.


Respecto del autor, Marcela González Salas se refirió a la oportunidad que significa tenerlo presente, pues es público su compromiso en la defensa ecológica y porque, dijo, hoy más que nunca se debe reflexionar sobre la naturaleza y el entorno; y respecto del libro aseguró que también crea conciencia sobre lo que es la pasión y el cuidado del medio ambiente.


Por su parte, el investigador de El Colegio Mexiquense, A. C., y la Universidad Autónoma del Estado de México comentó diversos aspectos de la obra del poeta y de sus vicisitudes como clérigo, detalló cuestiones de los siete libros que escribió, subrayó su labor creativa en Murmurios de la selva y Algunas trovas últimas, pero sobre todo de otros títulos menos conocidos, y como un traductor vigente de las obras de Virgilio y Horacio.


En especial, el también ex gobernador del Estado de México expresó que la obra del poeta nacido en Valle de Bravo es hoy poco conocida entre los jóvenes, y a poco más de los cien años de su muerte, se está perdiendo su lectura, que solo está en los cenáculos literarios.
comunicado010b 2019


En la presentación, que fue moderada por el secretario técnico del CEAPE, René Santín Villavicencio, se mencionó a algunos de los estudiosos de la obra de Joaquín Arcadio Pagaza a lo largo del último siglo y las repercusiones de su obra, asimismo se habló de su humanismo y de su valentía en momento de conflagración, como la invasión norteamericana de 1847 o el acoso de las tropas de Carranza a Xalapa, y fue definido también por el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., como un patriota con sotana.