Comunicado de prensa 040/2015

El agua, su uso y su connotación a través de la historia, en ciclo de conferencias organizado por el CMQ


comunicado040a 2015La historia del agua en México es abordada a través de diferentes épocas como motivo del sustento y el desarrollo de la sociedad mexicana. Por ello, el cuerpo académico Historia de México y del Estado de México organizó el ciclo de conferencias Miradas sobre la historia del agua en México, coordinado por la doctora Pilar Iracheta, profesora investigadora del Colegio. Dicho evento inició su primera ronda de actividades en las instalaciones de El Colegio Mexiquense, casa Toluca.

La iconografía relativa al agua en la zona arqueológica de Teotihuacan fue el objeto de la disertación de la doctora Tatiana Valdez, profesora investigadora del Colegio. En un primer momento, describió algunas de las imágenes relacionadas con el agua en diversos contextos en los muros de Teotihuacan, las cuales alternan símbolos del poder con íconos que representan al agua como felinos u otros animales que tocan el caracol, que beben, buscan o están en el agua.

Precisó que el dios de las Tormentas, divinidad teotihuacana, no debe confundirse con Tlaloc, dios de la lluvia para los mexica. Esta deidad aparece en varios murales de los principales palacios de la zona arqueológica como el mural de Tetitla, en donde las grecas que lo rodean pueden representar ya sea el manto acuático, las nubes o el vapor de agua.

Además, señaló que en los murales de este y otros complejos existen elementos que se asocian con el agua como la montaña, que en la visión teotihuacana simboliza el contenedor del líquido, las bigoteras o volutas que refieren a las burbujas o bien, en el caso del templo de la Agricultura, se encuentran murales en los que se representan las actividades rituales realcionadas con el líquido.

En segundo lugar, la doctora Valdez habló de la teoría para interpretar la iconografía relativa al agua en Teotihuacan. Mediante una detallada lista de autoridades y textos sobre la materia, señaló la importancia de conceptos como el de “ecología cultural” para los estudios del valle teotihuacano o la imaginería de la cultura teotihuacana y sus implicaciones en los sistemas de gobierno e hidráulico.

El periodo novohispano estuvo a cargo de la doctora Marcela Dávalos, profesora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En su participación describió algunos planos del periodo a partir del contexto en el que fueron producidos y su función. Lo que evoca el agua, explicó, se describe en los planos de la capital de la Nueva España, cuyas formas dan cuenta del pensamiento de los hombres de ese tiempo: unos circulares, aludiendo a la idea de la ciudad utópica europea, otros cuadrados con la traza central de la Ciudad de México.

De entre los diversos mapas que comentó sobresale uno atribuido a Cortés en su segunda carta a Carlos V, el cual muestra a la capital de la Nueva España rodeada de agua. En su centro estaban los españoles y en la periferia los indios. Este plano generó una cantidad considerable de otros más en los que la ciudad del siglo XVI se acompaña de elementos arquitectónicos europeos.

comunicado040b 2015La doctora Dávalos mencionó que los cornistas Bernal, Sahagún o Durán anotaron que los ríos de la ciudad salían de la mítica Tlalocan, con lo cual reconocían el pensamiento indígena. La principal conclusión de la doctora es que los mapas de la Nueva España pusieron en duda el origen dogmático de la Tierra y han fomentado la construcción del discurso histórico nacionalista.

La última ponencia, a cargo de la licenciada Paola Sánchez, maestrante en el Colegio, versó sobre la importancia de las fuentes para la investigación de la historia del agua en el Estado de México. Reconoció que hay pocos libros sobre el tema y que la mayoría de los existentes son compilaciones.

Después se refirió a los artículos que hablan sobre desecación, usos sociales, riego, salubridad, desagüe o aguas pueblerinas. Compartió su experiencia en la búsqueda de información en varios archivos históricos, fotográficos o fondos para trabajar el tema del agua en haciendas, como la del Salitre y la de Boregé, del municipio de Almoloya de Juárez entre los años 40 y 80 del siglo XX, los tipos de documentos que se pueden encontrar y su contenido. Finalmente, reconcoió que las autoridades aún se apoyan en los mismos materiales para la solución de problemas de posesión o reparto de agua, cuando en los fonos y archivos especializados se encuentran importantes documentos que podrían funcionar en la actualidad.

El ciclo de conferencias Miradas sobre la historia del agua en México continuará el próximo miércoles 18 de noviembre, a partir de las 10 hrs. en las instalaciones del Colegio, en Casa Toluca.