Comunicado de prensa 032/2017

LOS CAMINOS ANTIGUOS, EN RIESGO DE PERDERSE POR EL AVANCE DE LA URBANIZACIÓN

*Impartió el arqueólogo Rubén Nieto conferencia en El Colegio Mexiquense, A. C.; el camino real México-Toluca unió a los dos valles durante más de mil quinientos años por el Monte de las Cruces


comunicado032a 2017Como resultado de una modernidad mal entendida, se están perdiendo los caminos que unieron a comunidades y ciudadades prehispánicas, y que incluso siguieron siendo útiles hasta hace unas décadas, como el antiguo camino México-Toluca, que comunicó durante más de milenio y medio al Valle de Toluca y la Cuenca de México a través de la sierra de las Cruces, afirmó el arqueólogo Rubén Nieto Hernández.


Invitado a la quinta sesión del seminario Arqueología y etnohistoria de Mesoamérica, el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México expuso los resultados de las investigaciones que ha encabezado para hallar la ruta que comunicaba a esas dos regiones desde tiempos muy remotos y que ha sufrido no solo el daño natural que el tiempo impone, sino el que han provocado obras de infraestructura como la carretera México-Toluca y el tren interurbano, desde Lerma y Amomolulco hasta la entrada de Cuajimalpa.


El especialista expuso la conferencia «Caminos prehispánicos entre el Valle de Toluca y la Cuenca de México», como resultado de un trabajo que lo ha llavado a recorrer más de quinientos kilómetros de caminos principales e intermontanos que permitieron el surgimiento de comunidades en la zona serrana de la ruta, pero especialmente la comunicación de personas y mercancías desde antes de la Conquista e incluso después.


Ya en etapas muy tempranas, el diseño y construcción de los caminos estaba a cargo de especialistas en el conocimiento del paisaje, quienes fueron capaces de atender las dificultades topográficas y lo hicieron de manera eficiente, mediante el trazo de caminos, rutas y senderos, detalló.


Rubén Nieto expuso que en particular las primeras evidencias del camino real que cruza la sierra de las Cruces datan de alrededor del año 1200, pero su origen se remonta al periodo preclásico, muchos siglos años antes.


El saber acumulado sobre el trazo y construcción de rutas y caminos se heredó, y fue tan eficiente que funcionó hasta bien entrado el siglo XX, expresó, luego de señalar que la única manera de entender esas vías antiguas es caminarlas en el proceso de investigación.


La existencia de estos antiguos caminos debe ser tomada en cuenta porque ayuda a entender a las sociedades del pasado y su evolución hasta nuestros días, aunque pocos arqueólogos se dedican a esta tarea, debido entre otras razones a que no se trata de indicadores arqueológicos como los basamentos prehispánicos, plazas, plataformas o juegos de pelota; por ello, no reciben la misma atención y muchos de ellos están desapareciendo, remató.


La conferencia de Rubén Nieto se suma a las que, desde febrero pasado, han ofrecido Ann Cyphers, Carmen Pérez Ortiz de Montellano, Linda Manzanilla y David Lorente Fernández, investigadores de la unam y el inah, que han expuesto temas relativos a las culturas olmeca, teotihuacana y lacustre del Valle de Toluca, así como a los graniceros de la sierra de Texoco y las deidades del agua, con una amplia aceptación de público general y especializado, comentó el organizador de los encuentros, Raymundo Martínez García, investigador de El Colegio Mexiquense. A. C.