Comunicado de prensa 048/2016

Analizaron desde la academia, los retos de la ciudadanía del siglo XXI


comunicado048 2016“El debilitamiento de las instituciones gubernamentales, corrupción, impunidad y falta de respeto al orden jurídico, más pobreza, desigualdad y falta de educación con valores axiológicos, son los retos a los que el México heterogéneo y cambiante del siglo XXI tendrá que responder con mecanismos más ágiles”, manifestó el doctor Víctor Humberto Benítez Treviño, presidente de El Colegio Mexiquense, A. C.
Al participar en la mesa de trabajo denominada Desafíos y perspectivas de la ciudadanía cualitativa”, con la que concluyeron las actividades del Cuarto coloquio internacional Ciudadanía y Heterogeneidad en el México Actual, organizado por el Seminario Población, Cultura y Sociedad, se refirió  al informe presentado en 2014 por el ahora Instituto Nacional Electoral sobre la calidad de la ciudadanía en México,  en el cual  se establece que el nivel de confianza en las instituciones no supera el 50 por ciento.
Mencionó que los cinco rubros peor ranqueados son los diputados, los partidos políticos, los sindicatos, las policías y los jueces. “Por ello es que tenemos que reivindicar el papel de la ciudadanía en este México plural y en el mundo, en general, expresó; así como  distinguir, entre lo que es la nacionalidad y la ciudadanía”.
Asimismo, se refirió a las seis tendencias globales que la Cepal ha establecido para definir al ciudadano actual, y que son las tecnologías disructivas, es decir, aquellas que  conducen a la desaparición de productos para la consolidación del mercado,  así como la escasez de recursos naturales, transformaciones demográficas, expansión de las ciudades, cambio climático y gobernabilidad democrática.
Por su parte, el doctor Juan José García Escribano,  de la Universidad de Murcia, España, destacó la importancia de intentar analizar, desde la academia, lo que es la ciudadanía en el siglo XXI: “y tratar de establecer toda una serie de análisis que permitan, de alguna manera,  que no se quede solamente en la teoría lo que estemos estudiando e investigando, sino que al final podamos llevarlo a la práctica”,  a fin de que esa ciudadanía sea cada vez de mayor calidad, y contar con  ciudadanos activos, activos y críticos, dentro de esa  comunidad política.
Al respecto, expresó el compromiso de los participantes en este coloquio, de llevar adelante un proyecto de investigación con el máximo rigor y empeño para conseguir ese objetivo, a través de metodologías cualitativas, cuantitativas, en las que dijo, se hablará de todo tipo de ciudadanías.
Por su parte, el doctor Daniel Gutiérrez Martínez, profesor-investigador del Colegio Mexiquense y coordinador general del coloquio, expresó que “el Estado se ha vuelto demasiado grande para los problemas locales, pero demasiado chico para los problemas globales”.
“Creo que esta frase –continuó- sintetiza la preocupación de este coloquio”, y expresó que cuando se habla de ciudadanías, significa que la ciudadanía en singular está en crisis, quizá dijo “porque seguimos pensando al Estado nacional como el fin, el objetivo de la política y no como el medio de la política, y enaltecemos más a estas instituciones”.
Gutiérrez Martínez consideró que “nos preocupamos por ellas como si al no existir se acabase la sociedad, y creo que habría que preocuparnos más por esos ciudadanos, por esas personas que pueblan ese territorio, delimitado por una frontera que se llama el Estado”. Destacó que es allí donde tiene lugar la investigación de la ciudadanía cualitativa.
En el coloquio participaron especialistas de México, España y Canadá como Cristina Calvo Zurita y Esther Acevedo Alcaraz, de la Universidad de Murcia; los doctores Justo Jesús Tovar Mendoza, de la Universidad Autónoma del Estado de México; José Manuel Luque Rojas y Jesús Enrique Sánchez Zazueta  de la Universidad Autónoma de Sinaloa; así como  Robert González García y Juan Antonio Taguenca Belmonte, de la  Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo; el doctor Dr. Roberto Miguelez, de la Universidad de Ottawa, y  las doctoras Nelly Rosa Caro Luján,  Luz María Salazar Cruz,  Arlette Covarrubias Feregrino, profesoras-investigadoras del Colegio Mexiquense, entre otros.