Comunicado de prensa 049/2016

Presenta El Colegio Mexiquense, A. C. el libro Tejiendo destinos. Un acercamiento al sistema de comunicación gráfica en los códices adivinatorios.


comunicado049 2016Tiempo atrás, una visita al Museo Nacional de Antropología e Historia motivó a la doctora polaca Katarzyna Mikulska a estudiar primero, las culturas mesoamericanas; y después, a interesarse en el análisis de los códices, particularmente de aquellos que son de tipo adivinatorio: “porque a mí se me hacen los más complejos y los más interesantes al mismo tiempo”, expresó la autora de Tejiendo destinos. Un acercamiento al sistema de comunicación gráfica en los códices adivinatorios, libro editado por El Colegio Mexiquense, A.C. y la Universidad de Varsovia.
Dividido en tres partes: Los tejedores de destinos, principios operativos del sistema de comunicación gráfica en los códices adivinatorios y el discurso gráfico, el texto es producto de más de tres años de investigación de la especialista, quien tiene doctorado en la materia por  el Instituto de Estudios Ibéricos e Iberoamericanos en la Facultad de Neofilología de la Universidad de Varsovia, Polonia. Con ese trabajo buscó entender qué pasaba con ese tipo de códices, ya que si bien se tenían  referencias anteriores, éstas no agotaban el tema: “yo creo que nos queda mucho por investigar, sobre todo para describir bien el sistema de comunicación gráfica que está presente”.
Al presentar el libro en la sede del Colegio Mexiquense en Toluca,  junto con los doctores Miguel Ángel Ruz Barrio y Raymundo Martínez García, profesores-investigadores de este instituto, y que en su momento también apoyaron a  la doctora Mikulska en su labor, ésta mencionó que después de profundizar en el tema de los códices y una vez concluido sutrabajo, el siguiente paso fue “intentar publicarlo en una institución de tanto prestigio, de tanta tradición y reconocimiento mundial en el área de los códices, como es El Colegio Mexiquense”, por lo que agradeció el apoyo recibido para lograr ese objetivo.
En Tejiendo destinos. Un acercamiento al sistema de comunicación gráfica en los códices adivinatorios la investigadora “destaca las formas y los agentes de comunicación entre el mundo divino y lo humano”,  las técnicas de la adivinación y del lenguaje que permitían establecer tal contacto, así como las responsabilidades y facultades de los patronos o los dioses responsables de tejer los destinos humanos.
Así, inicia el texto explicando que “después del arquetípico paso por el mar y antes de la creación del Sol, cuatro ancianos contaron los libros de destinos que iban a guiar a los hombres después de que los dioses los abandonaran. Luego vinieron, llegaron allí, al lugar de nombre Tamoanchan; quiere decir “se desciende a nuestro hogar”. Y allí estuvieron mucho tiempo. Y éstos, los sabios que allí estaban, se llaman “los que tienen los libros”.
La autora señala que estos libros “relatan los acontecimiento fundamentales en la historia mítica, que revela la importancia y el papel de los libros de destinos –los tonalamatl-que eran la sabiduría en sí (tlamatiliztli), y cuando los humanos fueron privados de ellos, los cuatro ancianos inventaron unos nuevos “libros de los años” (xippoalli) y los “libros de los sueños” (temjc amatl), que se basaban al mismo tiempo en las creadas, “cuenta de los destinos” (tonalpoalli) y “cuenta de los años” (xippoalli)”.